Odontología estética: Hace referencia a una infinidad de tratamientos dentales diseñados para mejorar la sonrisa y corregir los dientes astillados, agrietados, manchados y con espacios asimétricos. Desde carillas de porcelana hasta empastes del color del diente, los pacientes pueden elegir de una variedad de soluciones de la odontología estética para restaurar la salud y la vitalidad de su sonrisa. Los tratamientos de odontología estética se pueden realizar para corregir desde defectos menores en la sonrisa hasta dientes muy manchados, dientes perdidos y espacios asimétricos entre los dientes.

Odontología general y restauradora: La odontología general y restauradora consiste en el diagnóstico de todos los problemas relacionados con la salud y la función de la sonrisa, incluidos el tratamiento y la reparación de dientes, encías y tejidos fracturados, infectados o dañados de alguna otra forma. Los dentistas generales actúan como proveedores de atención primaria para sus pacientes, verifican sus necesidades de salud bucal y coordinan el tratamiento con especialistas cuando es necesario. Un dentista general realiza diversos servicios que incluyen todo desde los cuidados preventivos hasta el reemplazo de los dientes perdidos.

Odontopediatría: Especialidad que trata las enfermedades dentales de los niños desde el nacimiento hasta la adolescencia.

Ortodoncia: Especialidad que se dedica al enderezamiento o la rotación de malposiciones dentarias, así como a dirigir y corregir el crecimiento de los huesos de la cara para lograr una armonía facial y una sonrisa bonita.

Periodoncia: Consiste en el tratamiento de las enfermedades de las encías, tejidos y huesos que dan soporte a los dientes.

Periodontitis/piorrea: Inflamación crónica y destrucción del hueso y de las membranas de soporte que rodean las raíces de los dientes.

Placa dentobacteriana: Sustancia integrada por bacterias que se acumula en la superficie de los dientes. La placa puede ocasionar caries e irritación de las encías si no se la elimina con las operaciones diarias de cepillado y uso del hilo dental.

Profilaxis: Limpieza profesional para eliminar placa, cálculo (placa mineralizada) y manchas a fin de prevenir enfermedades dentales.

Puentes dentales: Para uno o más dientes perdidos, los puentes dentales literalmente “tienden un puente” entre los dientes remanentes y, al cubrir los dientes con atractivas coronas, se logra la estabilización del maxilar.

Pulpa dental: Es un tejido blando y fibroso (muy sensible).Está localizado en el interior del diente, ocupando el interior de la corona y las raíces. Es el llamado nervio del diente.

Reconstrucciones bucales completas: Los pacientes con problemas dentales graves frecuentemente necesitan una reconstrucción bucal completa. Los dentistas que realizan reconstrucciones bucales completas a menudo recurren a soluciones de odontología restauradora y estética para mejorar la salud, la función y la apariencia de la sonrisa.