Gingivitis: Inflamación de las encías que rodean a los dientes, ocasionada por la acumulación de bacterias o partículas de comidas.

Halitosis: trastorno de la salud bucal caracterizado por mal aliento persistente.

Implantes dentales: Raíces artificiales que se insertan en el hueso y cada una se cubre con un diente protésico. Los implantes dentales son una solución restauradora y estética para los dientes perdidos.

Incrustación: Empaste sólido moldeado en el laboratorio dental para llenar la porción faltante del diente, se usan pegamentos para fijarlo al diente.

Maloclusión: Posición incorrecta de las superficies de mordida o de masticación de los dientes superiores e inferiores. Entendemos por oclusión dental el correcto encaje y engranaje de los dientes superiores con los inferiores. La correcta oclusión es fundamental para asegurar una buena salud bucodental a largo plazo. La boca, como cualquier engranaje mecánico, como una rueda dentada, no puede funcionar correctamente si la disposición de las piezas es inadecuada. Muchos problemas que presenta la boca en edad adulta son consecuencia de una mala oclusión no tratada por medio de la Ortodoncia. Llamamos Maloclusión a la alteración de la oclusión normal.